Enrique Báez: “¿Por qué no soñar con una adaptación perfecta?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestPrint this pageEmail this to someone

 

Uno de los próximos proyectos del cineasta y documentalista canario Facu Pérez es la realización de un vídeo-documental sobre un poema del autor Enrique Báez Torres. La lectura de su novela Acción y reacción y su profundo contenido social despertó el interés del cineasta por el resto de su obra. Así es como descubrió el poema Hogar y no.

Esta entrevista es sólo un pequeño extracto del material recopilado por el cineasta durante las largas sesiones de trabajo para la realización del documental, acaecidas durante el pasado mes de febrero de 2017.

 

Enrique Báez

– Enrique, si le parece bien, comenzaré la entrevista por lo que debería ser el final, preguntándole sobre su novela Acción y reacción. ¿Qué inspiró la creación de esta novela?

“Creo que fue el inicio de la crisis. Aquellos duros años que siguieron a la explosión de la burbuja financiera en la que vivía occidente. De repente, miles de personas de clase trabajadora, que habían accedido a una ficticia opulencia burguesa, seducidas por la catarsis colectiva y las malas prácticas bancarias, entre otras calamidades ─no podemos culpar a la banca de todo ─, se encontraron con que, no solo habían dejado de ser privilegiados, sino que habían pasado directamente a la pobreza en un abrir y cerrar de ojos. Recuerdo el estupor que me causaba por aquel entonces, las continuas noticias sobre personas que se suicidaban a diario antes de ser desahuciadas, incapaces de aceptar algo para lo que no estaban preparadas. Entonces pensé en qué podría ocurrir, si aquella crisis hubiera tenido una magnitud capaz de destruir nuestro sistema social y económico tal y como lo conocemos. ¿Qué sería del sistema? ¿Sería la sociedad capaz de adaptarse? ¿Sucumbiría, o podría desarrollar mecanismos de supervivencia? Y, ¿qué pasaría con los seres humanos, esos a los que la democracia les había inculcado la ideología del individuo por encima de todo?”

 

– ¿De qué trata realmente la novela?

“Es la historia de un maniático y peculiar ejecutivo del Londres de 2027, fecha a la que traslado la acción, después de un caos financiero mundial acaecido en 2017. En esos diez años el mundo ha cambiado radicalmente; la sociedad, el sistema, incluso el comportamiento humano. Uno de los aspectos que más sorprende al lector es precisamente esto último, ya que, los cambios extremos, como la aculturación o la eliminación forzosa de la identidad, pueden producir la suspensión de la moralidad, de forma temporal o incluso definitiva, y generar comportamientos que resulten repulsivos a los ojos del lector. En este contexto, se desencadena la acción, con un desarrollo trepidante, con tintes de thriller y novela negra, en el que se van sumando piezas de un complejo puzle social que terminan por encajar sorpresivamente al final de la novela.”

 

– Parece una novela centrada en temas universales y no locales… ¿me equivoco?

“Así es. Siempre me han atraído los temas que, como bien dice, se pueden considerar universales, aunque sea sólo para occidente. Me resulta muy difícil obtener reflexiones lo suficientemente relevantes de aquellos temas excesivamente locales y que no sean comprensibles en otras partes del mundo.”

 

– La novela se desarrolla principalmente en Londres, pero no es el único lugar.

“No. Además de Londres, parte de la acción se desarrolla en Tenerife, un lugar con conexiones especiales con Londres para el personaje principal, Martin Lodge. Su universo personal y bucólico gira curiosamente en torno a su anhelo por regresar a Tenerife, y es justo ahí, en su querida isla donde recibe las revelaciones que cambiarán su vida, y no puedo contar más.”

 

– Existe otro personaje que me ha resultado fascinante, Vinicius, es en mi opinión, el personaje más complejo psicológicamente hablando…

“Podríamos considerarlo el alter ego de Martin, aunque no creo que sea la mejor definición. Vinicius es quizás la encarnación de lo que Martin detesta en el comportamiento humano y, paradójicamente, es al mismo tiempo su mejor amigo. Esta relación tiene a priori dos objetivos claros que ya me había propuesto antes de empezar: Aportar una carga de cinismo absolutamente necesario para comprender su realidad, y evitar que el lector empatizara de modo alguno con ellos y así los observara con cierto distanciamiento crítico. Sin duda, Vinicius es el personaje que más libertad ha tenido para evolucionar en la obra, y la ha aprovechado. Además, he intentado crear entre ambos personajes un intercambio de personalidades y de roles en su relación a lo largo de la historia que mantiene al lector desubicado en cuanto a la confianza que le generan los personajes. Esto redunda también en la intención de no empatizar, por supuesto.”

 

– En la novela se hacen continuas referencias musicales y de géneros muy distintos. Si mal no recuerdo, recomienda a los lectores que escuchen las piezas musicales que van apareciendo al mismo tiempo que realizan la lectura.  

“La música siempre ha sido una parte muy importante de mi vida. Ha sido un catalizador y un detonador de sentimientos. De por sí, se trata de una novela muy visual, ya que le doy bastante importancia a la recreación casi cinematográfica de los escenarios que he tratado además de enfatizar con la música. Mi intención era aportar un ingrediente más para generar atmósfera, y utilizarla simbólicamente para revelar las personalidades de los personajes y sus diferencias, de modo que permitiera entender con facilidad los cambios de roles en sus vidas.”

 

– El recorrido es bastante extenso, desde algunos de los clásicos más importantes del Jazz, pasando por una famosísima interpretación de las Variaciones Goldberg por parte de Glenn Gould, la música contemporánea de un compositor de éxito en este momento como Ludovico Einaudi y hasta una aparición estelar de un personaje real.

“Esto no ha sido intencionado, me refiero a lo variado y poco homogéneo del repertorio. Ocurrió así por culpa de los personajes. En algunos casos tenía claro de antemano las piezas musicales que les debían gustar, otras fueron surgiendo a medida que la novela avanzaba y se iba formando su personalidad, sobre todo la de Vinicius. En cuanto a la aparición estelar, que no es otra sino la del gran tenor canario Jorge de León, estaba decidida desde que tenía la novela en la cabeza. Era el personaje ideal para trasladar a la trama; por lo que significa para Canarias tener un artista de ese nivel, por su proyección de futuro y, especialmente, por los valores que representa, que eran los que el personaje principal reverenciaba.”

 

– Parece un texto apropiado para llevar al cine ¿le gustaría que se adaptara?

“Ya había pensado en ello, y no crea que es fácil de contestar. De esto sabe usted mucho más que yo, pero tengo la impresión de antemano de que tendría que renunciar a aspectos importantes de la novela, y que sin ellos se puede transformar en una historia insustancial. Pero ¿por qué no soñar con una adaptación perfecta? La esperanza nunca se pierde, porque igual que en la literatura, hay cine capaz de profundizar en los mensajes. Lo que parece evidente es que por el estilo y el tema que se trata, es un prototipo atrayente para la industria.”

 

– Da la impresión de que el estilo de su narrativa está pensado como parte de su discurso, podríamos decir incluso, ideológico. ¿Le obsesiona el estilo?

“Así es, el estilo no solo tiene que ser coherente con el género literario, los personajes, o la época. Sino que también tiene que complementar el mensaje, el discurso artístico como diría usted. Pero no me obsesiona por sí mismo. Me obsesiona su relación con el fondo del relato, porque es la única forma que conozco de que resulte creíble, o en el mejor de los casos, racional. Sobre todo, si la perspectiva propuesta lleva aparejada una carga simbólico-ideológica. Aunque esta práctica suponga la renuncia, o, mejor dicho, la despreocupación con respecto a los cánones más académicos o estilos de moda.”

 

– Escuchándole, me reafirmo en la impresión que me produce la lectura de sus textos, y es que, parece estar siempre supeditado a una posición crítica, incluso contestataria. ¿Tiene intención de transgredir?

“¿Para qué escribir si no? Yo no concibo la literatura como un simple entretenimiento, o como un motor de emociones, creo que tiene que haber algo más. Es muy importante mantener un espíritu crítico con lo que sucede a nuestro alrededor, incluso contestatario como bien has dicho. Si eso me coloca en la lista de autores subversivos, bienvenido sea, me lo tomo como un cumplido. Conviene que todos nos tomemos muy en serio lo que está ocurriendo en nuestro mundo, y que generemos una conciencia crítica, una capacidad de pensar con mayor libertad, aunque esto sea una paradoja. Yo intento aportar mi granito de arena, que en algunos sectores lo consideren subversivo no hace más que confirmar mis sospechas.”

 

– Cambiemos de tercio, aunque no del todo, en su poesía también aborda los temas de la cultura y la identidad canarias, que sin duda es un tema de suma importancia, pero ¿por qué le otorga tanta?

“La poesía es el mejor vehículo que yo conozco para abordar las problemáticas sociales desde una perspectiva crítica y reflexiva. Todo aquello que puede ser una cuestión, como ya te dije antes, concreta y al mismo tiempo universal, como la desigualdad, la identidad, la segregación, la marginación, o la crudeza del sistema y la democracia. No entiendo la poesía de otra manera. En los tiempos que corren, es casi una obligación del poeta. Debe estar al servicio de las causas sociales, revelarse contra las injusticias o por qué no, luchar contra la opresión.”

 

– De eso habla el poema Hogar y no, ¿verdad?

“Tiene razón, es un tema recurrente en mi obra. En ese poema he sustituido metafóricamente las palabras identidad y cultura por otras, como hogar, tierra, isla, etc. El efecto al leerlo con las palabras escritas o hacerlo sustituyéndolas mentalmente por las que yo pretendo, produce un cambio de significado, una perspectiva diferente de lo que yo entiendo que es nuestra identidad. Un proceso del que no se pueden sacar fotos fijas sin falsear nuestra identidad real. La paradoja que se produce en este poema es que, una vez que se entiende el concepto de identidad que quiero transmitir, resulta igualmente comprensible usando las palabras originales.”

 

Lo que me queda claro tras esta entrevista es que nos queda mucho por trabajar.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestPrint this pageEmail this to someone

Etiqueta:

Categoría: Protagonistas, Tenerife

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
banner ad
banner ad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Cookies info

ACEPTAR
Aviso de cookies