Mayte Martin El 6/11/2016 a las 10:57

| 06/11/2016 | 0 Comentarios

A través de La costa de los ausentes, una puede mirar mar adentro y puede ver otras costas que no sólo representan nuestro paisaje insular y los sitios por los que viaja Nieves Rivero, sino ese paisaje interior donde la marea confluye, en el que los sentimientos nos desbordan y nos hace ser lo que realmente somos, seres humanos finitos, con fecha de caducidad, algo de lo que carece la obra de Santiago Gil, porque sin duda será eterna.

(Leer comentarios en Facebook)

Etiqueta:

Categoría: Foro en Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Cookies info

ACEPTAR
Aviso de cookies