75 años de la primera exposición de arte de la Provincia de Las Palmas en Madrid

Una de las obras de Manrique en la exposición.

En junio de 1944, hace 75 años, tuvo lugar en Madrid la primera y -posiblemente- única exposición de arte moderno de la provincia de Las Palmas. En ése mismo mes los aliados habían tomado Roma y desembarcado en Normandía. En Canarias gobernaba el Mando Económico, con lo que recaía todo el poder político, administrativo y militar en una persona, inicialmente el general Serrador y, su sucesor desde 1943, García Escámez. En el Gobierno central, el palmero y destacado jurista, premio extraordinario de fin de carrera y catedrático de Derecho por la Universidad Central de Madrid, falangista y asesor jurídico del Cuartel General de Franco, Blas Pérez González, ostentaba el Ministerio de la Gobernación con un un gran poder en la estructura del franquismo.

Eran los años más duros del periodo autárquico, sitiado por una guerra en la que la derrota de la simpatía por las fuerzas del ‘eje’ aislaba aún más al país. En ese contexto, a finales de 1943 se realizó la exposición de arte moderno de la provincia de Santa Cruz, y a mediados del año siguiente tuvo lugar la de artistas de la “Provincia de Gran Canaria”, gracias  a la colaboración del Museo Canario y el Museo Nacional de Arte Moderno, en la que se expusieron 27 esculturas de 6 artistas y 97 pinturas y dibujos de 18 artistas de la provincia, entre los que no se incluyó ninguna mujer, así como no figuraba un represaliado por su activismo socialista, destacado miembro de la Escuela Luján Pérez, como Felo Monzón, aunque sí encontramos obra de Santiago Santana cuya participación en el bando republicano estuvo a punto de costarle la vida, o de Abraham Cárdenes

El catálogo recoge la Presidencia de Honor, así como su Comisión Ejecutiva, formada por el director del Museo Nacional de Arte Moderno, Eduardo Llosent, el presidente del Cabildo, Antonio Limiñana, el alcalde de la capital insular, Alejandro del Castillo, el presidente del Museo Canario, José Díaz, el abogado Pedro del Castillo Olivares, el ingeniero director del Canal Isabel II, Pedro Matos, el secretario del Tribunal Supremo Federico Cuyás y Corvo, el director del Instituto Llorente, Jacinto Mejías (hermano de Jerónimo, el médico que dio la vuelta al mundo en el Zeppelin), el abogado José Peña Matos, el escritor Claudio de la Torre, el abogado Rafael Betancourt y como secretario José Luis González Alvarado. En el mismo encontramos 27 fotografías de obras pictóricas y 7 de esculturas. Asimismo, detalla los autores con una breve biografía y los títulos de las obras de los artistas participantes, comenzando por los pintores Néstor Martín-Fernández de la Torre (8), Plácido Álvarez-Buylla (1), Sergio Calvo (1), Juan Carló (2), Jesús Arencibia (2), Tomás Gómez Bosch (14), Juan Guillermo (2), César Manrique (10), Nicolás Massieu y Matos (20), Carlos Luis Monzón Grondona (7), Carlos Morón (5), Jorge Oramas (3), Servando del Pilar (7), Victorio Rodríguez Cabrera (3), Santiago Santana (4), Francisco Suárez León (2) Cirilo Suárez (4) y Mario Hernández Álvarez (2). En escultura se cita a José Armas Medina (1), José María Boves (1), Abraham Cárdenes (4), Juan Jaén (2), Pancho Lasso (6) y Manuel Ramos (13). El prefacio escrito por el Marqués de Lozoya realiza una elogiosa semblanza del arte isleño, al señalar que se trata de “una raza singularmente dotada para la creación artística”.

Además, la hemeroteca del periódico ABC y su suplemento Blanco y Negro nos permite conocer la cronología de esta exposición, desde el acto inaugural del 1 de junio, con la participación de los Ministros de Educación Nacional, José Ibáñez Martín, y Gobernación, Blas Pérez González. Subsecretario de Trabajo, Esteban Pérez (hermano del ministro), y directores generales de Bellas Artes, Marqués de Lozoya, y Agricultura, Muguruza. Vicealmirante jefe del Estado Mayor de la Armada, Arriaga; contraalmirante jefe de a Base Naval de Canarias, Juan Pastor. En la nota se destaca el papel del marqués de Lozoya como promotor de las dos exposiciones de artistas canarios ante la Asociación de Escritores y Artistas.

El 2 de junio tuvo lugar una conferencia del crítico José Francés sobre la ‘Evolución y loa de Néstor’. El 7 de junio, el alcalde de Madrid, Alberto Alcocer, celebra una fiesta en honor del presidente del “Cabildo Insular de Las Palmas”, Sr. Saavedra y de los expositores. Asistieron los ministros de la Gobernación, Blas Pérez y de Obras Públicas, Alfonso Peña. Dos días después, el 9 de junio se publica la conferencia de José Francés con el título “Evocación y loa de Néstor”.

El 13 de junio, Aurea de Sarrá recita la ‘Oda al Atlántico’ y tres sonetos de Tomás Morales. Asistieron SAR Mercedes y Luis Alfonso de Baviera y de Borbón; los académicos Santa María, Benlliure, Garnelo e Higeras, y los señores Lara y Mesa, Félix Benítez de Lugo, Emilio Hardisson y Pizarroso, Pelayo López Martín, Ricardo Ruiz y Benítez de Lugo, Gregorio de Toledo, Teodoro del Río, Manuel Ramos, Rafael Láinez Alcalá, Tomás Gómez Bosch, Juan Cárdenas, Germán Bautista Velarde, Carlos Morón, Teresa S. Gavito, Gloria Suárez de Figueroa, Berta y Margot Blay, José del Castillo Olivares, Joaquín Vaquero, María Rosa Urraca Pastor, José de Armas Medina, conde de Polentinos, José Navarro, marquesa de O’Reilly, Alfredo Marqueríe, viuda de Montarde… Ocuparon la presidencia el director del Museo Español de Arte, Eduardo Llosent, y Federico Cuyás quien recordó la figura de Tomás Morales, mientras Llosent trazó una semblanza de Rubén Darío comparando su obra lírica con la pictórica de Néstor.

El 14 de junio el periódico publica ‘Elogio a la obra de Néstor’ por Barberán. El 15 de junio tienen lugar las intervenciones de Juan B. Acevedo, Rafael Láinez Alcalá y un recital poético de Leocadio R. Machado. El 16 nueva publicación de Cecilio Barberán en la que repasa a obra de cada artista.

El 17 junio tuvo lugar la clausura oficial, con los mismos ministros que acudieron a la inauguración. En este acto se cita la presencia de las pintoras Teresa S. Gavito y Lola González, así como la bailarina y rapsoda Aurea de Sarrá, ante la presencia de muchos artistas, escritores y periodistas, así como la conferencia sobre la pintura y la escultura en Gran Canaria por el director de Museo Nacional de Arte Moderno titulada “Vanguardia de creadores”. Manolo Ramos intervino en nombre de los artistas. Cerró el acto José Ibáñez Martín (Ministro Educación Nacional) quien resaltó la “España de Franco como realidad viva y operante de la fe y el entusiasmo y la labor meritísima de los cultivadores de las Bellas Artes”.

No obstante, se acordó ampliar el periodo de la exposición, por lo que se incorporaron nuevas actividades como la celebrada el 18 de junio, con la participación del Marqués de Lozoya, en una conferencia sobre el imaginero Luján Pérez. La clausura definitiva tuvo lugar el 22 de junio, con un acto organizado por la colonia canaria en Madrid y la comisión ejecutiva de la exposición, al que acudieron varios de los artistas: Manolo Ramos, Tomás Gómez Bosch, José de Armas Medina, Carlos Morón y Jesús Arencibia.

75 años después ¿qué proyección ha tenido el arte de nuestra isla o Provincia como fenómeno colectivo más allá de las Islas?

Catálogo de la exposición.

 

Artículo publicado por Michel Jorge Millares en Islas Bienaventuradas, Reflexiones sobre el turismo desde Canarias, uno de los primeros destinos turísticos.

Etiqueta: , ,

Categoría: Michel Jorge Millares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Cookies info

ACEPTAR
Aviso de cookies