Concluido el acto recordatorio al genial poeta Francisco Tarajano

Francisco TrajanoEl lugar elegido fue el local de la Orden del Cachorro Canario, y con ambiente distendido brotó con puntualidad toda la poesía, teatralidad y música en honor a Tarajano.

Presentado por un servidor el viernes siete de junio de 2019, donde quiero dejar constancia en esta crónica que fluyó una buena energía cultural y que el local desbordó el aforo establecido.

El grupo de música popular Tabaiba inició su repertorio con “Folías de Tarajano”, con una afinación increíble y bien coordinado por su joven director Néstor Lorenzo. No los había escuchado hasta entonces, quedándome gratamente impresionado y emocionado a la vez, por la gran interpretación musical, que unidos a los excelsos poemas de toma de conciencia de nuestro gran poeta nacional, consiguieron ponernos a muchos de nosotros la piel de gallina, por su magistral y estimulante forma de tocar.

Se intercaló música con recitales de poemas, creándose una atmósfera más amena y gratificante en el desarrollo del acto, sin perder ni un ápice de emotividad. Marioly Carretero recitó de lujo “Niños Aparceros” y seguidamente la interpretó el grupo Tabaiba, musicalizándola y pincelando sus poemas desbordantes de nostalgia.

También participó Mercedes Arocha, una recitadora con muchas tablas en teatro con “Puras Travesuras” y donde volvería a repetir más tarde con “Más allá de la muerte”, un poema que siempre que lo escuchamos nos deja algo compungidos y emocionados.

Seguidamente del tema “Guayabos de Agüimes” por parte de Tabaiba, salió formando dúo Alicia Tarajano y Marioly Carretero recitando e interpretando a dos madres con sendos bebés el “Enséñame el arrorró”, una interpretación que gozó de fervorosos vítores y aplausos.

Tabaiba siguió en la misma línea de interpretar y darle importancia a los poemas de Tarajano con “Seguidillas Temblorosas” y “Amargo Baño”, dando paso antes de cerrar el acto a Alicia Tarajano, que recompensándonos nos recitó el emblemático poema “Una bandera canaria”, y donde brotaron lágrimas de dicha y emoción intensa. Aplausos y más aplausos.

El grupo Tabaiba crecido por su eficacia comunicativa, cerró el acto interpretando un tema escrito por la madre del guitarra y cantante Domingo Quintana, “Arinaga”, dedicada a los pescadores, y que gustó mucho a Tarajano cuando la oyó por primera vez. Canción que fue acompañada por las palmas de todos los presentes y muy aplaudida.

Gracias de nuevo a todos por la iniciativa, a todos los que acompañaron y a todos los que, vayan a donde vayan, seguirán sembrado los poemas y enseñanzas de Tarajano.

Pedro Brissón – 10-06-2019

Etiqueta: ,

Categoría: Gran Canaria, Música, Noticias, Otras noticias destacadas, Poesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Cookies info

ACEPTAR
Aviso de cookies