Las 33 diferencias del 33 Festival de Música de Canarias

| 10/02/2017 | 2 Comentarios
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestPrint this pageEmail this to someone

 

Una vez acabado el 33 Festival de Música de Canarias lo que procede es analizar lo ocurrido y, aunque las comparaciones sean odiosas, establecer las diferencias con ediciones anteriores y estudiar la validez o no de las diferentes medidas de cara a que cada año se mejore la propuesta

 

diferencias del 33 Festival de Música de Canarias

 

Concepto general

El Festival Internacional de Música de Canarias (FIMC) se propuso este año, como objetivo fundamental, el crecimiento en todos los sentidos, tanto en la oferta, los intérpretes, el público, los compositores, los municipios, las salas, los estilos y las estéticas.

La visión de la música que se ha defendido es que ésta no debe ser un mero entretenimiento, sino una herramienta de mejora personal, un elemento educativo en el sentido más amplio del término. Para ello, el proyecto del FIMC se ha centrado en el desplazamiento del canon del repertorio, dando voz y espacios a músicas poco interpretadas o injustamente olvidadas en armonía con las obras que ya estaban asentadas, en dar importancia extraordinaria a la generación de nuevos públicos estableciendo lazos con escuelas de música y conservatorios, la labor pedagógica con la creación de un blog, las charlas preparatorias en todas las Islas, la oferta de más conciertos en más espacios y en lugares donde nunca había llegado el FIMC, etcétera.

Para este buen fin, y también como novedad, el Festival se ha nutrido de la experiencia de expertos profesionales del sector de la música en Canarias, organizaciones educativas de la música, asociaciones profesionales y movimientos sociales en torno de la música docta.

También, y por primera vez, se ha contado con un grupo de jóvenes profesionales altamente cualificados curricularmente y de contrastada experiencia para ayudar no solo en las tareas puramente de producción, ya que este año han habido muchos más conciertos que coordinar y producir, sino en las del diseño de las estrategias para comenzar el proceso de captación y generación de nuevos públicos a medio y largo plazo.

 

Las 33 diferencias*

  • La presente edición del FIMC ha multiplicado los conciertos, con un total de 88, donde 66 fueron de pago y 12 de carácter gratuito. La mayor cantidad de conciertos de los últimos 5 años.
  • Se ha superado la asistencia de público al Festival: el año pasado no llegaron a las 24.500 y este año se han superado las 30.000 personas que han participado en todos los eventos (recordemos que no solo han habido conciertos). Se trata de un crecimiento por encima del 25%.
  • Se ha posibilitado de forma más amplia y equilibrada el acceso a conciertos en todo el territorio canario, tal y como se detalla a continuación (los números entre paréntesis representan el número de conciertos. A menos que se indique lo contrario, se refiere a conciertos de pago):
    • Tenerife: Santa Cruz (10), Arona (1), La Laguna (1), La Orotava (1), Puerto de la Cruz (1), Arafo (1)
    • Gran Canaria: Las Palmas (13), Arucas (1), Teror (1), Agüimes (1)
    • Fuerteventura: Puerto del Rosario (8), La Oliva (1), Gran Tarajal (1), Antigua (1 gratuito)
    • Lanzarote: Arrecife (3), Teguise (1) Tías (1), Yaiza (1), Haría (4)
    • La Gomera: San Sebastián (5+1 gratuito), Valle Gran Rey (1)
    • El Hierro: El Pinar (1), Valverde (2), Frontera (1), El Monacal (1)
    • La Palma: Santa Cruz (3), San Andrés y Sauces (1), El Paso (1) Tijarafe (1), Mazo (1), Tazacorte (2), Breña Baja (1 gratuito)
    • La Graciosa: La caleta del Sebo (4 gratuitos)

Este aspecto ha promovido la revitalización de espacios infrautilizados y la exploración de otros nuevos, que no habían sido nunca elegidos por el FIMC para la realización de conciertos, algo que dinamiza lugares que no cuentan con programación cultural estable de carácter musical culto y genera nuevos públicos para aquellos espacios donde sí existe tal programación. Pero este aspecto también ha puesto de relieve un problema fundamental a resolver: La pronunciada diferencia de aceptación de una misma propuesta musical en diferentes islas o en cada municipio. ¿Por qué una propuesta es un sold out en una isla y por el contrario en otra no fue casi nadie? ¿Se trata solo de gustos musicales por zonas? ¿Influye la implicación de las corporaciones en la promoción y difusión de los eventos como afirma NC-CC en el municipio de Teror? ¿Guarda relación la implantación de la alta cultura en los municipios según la programación estable que se aplique desde los mismos? Nunca se había realizado este análisis que ahora, por primera vez, se va a poder realizar gracias a las encuestas de satisfacción y los datos recabados a pie de escenario.

  • Las actividades paralelas han sido clave para las labores de formación y divulgación musical. Este año ha habido cinco grandes bloques:
    • Feel the music con la Mahler Chamber Orchestra (La Laguna y Santa Cruz)
    • Sigue la música (ocho islas, 650 músicos)
    • Divulgación mediante charlas previas a los conciertos: Marina Hervás (26) y Lothar Siemens (2)
    • Colaboración con sendas sedes del Conservatorio Superior de Música de Canarias con encuentros con compositores en ocho sesiones con Óscar Navarro, Gonzalo Díaz Yerro, Leandro Martín y Gustavo Trujillo.
    • Invitación a alumnos/as a conocer los procesos de producción, backstage (pruebas de sonido y preparación de conciertos) y entrevistas con los artistas invitados.
    • Blog que contó con 12.000 visitas y 38 entradas (algunas de ellas compartidas más de mil veces en redes sociales).
  • Se ha potenciado la variedad de estilos, abarcando seis siglos de música: música antigua -de 1600 hasta 1750 más o menos- (Accademia del Piacere, Academy of Ancient Music, MCO octeto), clásica -siglo XVIII- (Mozarteum, Ensemble Villa de La Orotava), romanticismo -siglo XIX- (Irina Peña e Ignacio Clemente, MCO, OFGC), vanguardias -principios del siglo XX- (MCO, Goyescas, octeto MCO, Hermanas Labèque, Quantum, OST, Cuarteto de cuerdas de La Habana), contemporánea –desde 1950- (Dúo Antwerp, Banda de Santa Cruz de Tenerife y Banda de Gran Canaria), experimental –siglo XXI- (Pedro Barboza, Mosaik).
  • La presencia en espacios a los que el FIMC ha incidido en la renovación de las relaciones con cabildos no capitalinos, algo que ha supuesto una mejor y más fluida relación con los mismos, los cuales, por ejemplo, han colaborado de una forma muy significativa en la cesión de personal para labores de logística, producción y en publicidad.
  • Con el ánimo de facilitar el acceso a los conciertos a todo tipo de públicos, ha sido fundamental la reducción de precio de las entradas, aunque también habría que destacar algunos cambios en la logística de gestión de las mismas.
    • Por primera vez la mayoría de los conciertos cuestan entre ocho y quince euros, con posibilidad de optar a descuento si se demuestra la condición de estudiante o desempleado o acogiéndose al “last minute”, es decir, acudiendo 45 minutos antes del inicio de la función.
    • Creación por primera vez de una pasarela de pago virtual, posibilitando así la compra de entradas por internet para todos los conciertos en todas las islas.
    • Acuerdo por primera vez con el Conservatorio Superior de Música de Canarias, Asociaciones Profesionales  y Barrios Orquestados para facilitar la entrada a estudiantes, con especial atención a aquellos con menos recursos, generando así nuevos públicos.
    • Ha sido primordial el aumento en el control en invitaciones: la reducción de la lista de protocolo ha descendido de 177 a 61. Todas las invitaciones extras han sido controladas personalmente por el coordinador del FIMC en base a los acuerdos preestablecidos con el Conservatorio Superior de Música de Canarias y Barrios Orquestados.
  • La calidad de los conciertos, injustamente criticada por algún periodista sin formación musical, ha sido avalada por profesionales, tanto especialistas en el sector como musicólogos y músicos con casi 70 artículos de opinión.
  • Se ha revitalizado la presencia de intérpretes canarios (grupos y solistas), ya que el FIMC debe ser un escaparate para ellos, de tal manera que se vean reconocidos en su propia tierra y la participación en el Festival les abra las puertas hacia otros eventos similares. Este año, en concreto, han participado los siguientes grupos y solistas: Irina Peña e Ignacio Clemente, Ensemble Villa de la Orotava, Quantum ensemble, OST+OFGC (juntas por primera vez), Manuel Gómez Ruiz, Bandas, Gustavo Peña, Coro ópera de Tenerife y Carlos Costa. Se trata, entonces, de un número superior a la suma de canarios presentes en las últimas siete ediciones del Festival.
  • También ha sido prioritaria la presencia de compositores canarios o afincados en Canarias, pues sólo participaron 3 compositores desde 2008. Solo este año ha sonado música de cinco compositores canarios: Leandro Martín, Gustavo Trujillo, Gonzalo Díaz Yerro, Juan Manuel Ruiz y Juan Hidalgo, lo que significa un crecimiento del 1.500%. Es de destacar especialmente el homenaje a Juan Hidalgo, recientemente galardonado con el Premio Nacional de Artes Plásticas, ya que no había sido, hasta ahora, reconocida de forma monográfica su labor por la difusión y desarrollo de la nueva creación. Además del concierto-homenaje, se ha elaborado un vídeo que fue proyectado en el mismo y una entrevista compartida en el blog oficial en la que se conversó durante dos horas con Juan Hidalgo sobre su producción musical.
  • El coordinador del festival ha asistido, por primera vez, a 23 conciertos en las ocho islas con el fin de supervisar, dialogar con las instituciones, con los artistas y con los asistentes.
  • Ha sido fundamental la renovación del comité asesor con presencia exclusiva de profesionales del sector, que permitirán de cara a años venideros evitar las decisiones motivadas por criterios extramusicales.
  • Las redes sociales han sido estratégicas para la publicidad y difusión de actividades. Se pretendió acceder a un número mayor y más joven de público y potenciar la relación más directa con los asistentes y seguidores del FIMC. Para ello se contrataron, por primera vez, los servicios de dos expertos en marketing digital y en copy.
  • El Impacto mediático ha sido el siguiente:
    • 4.114 menciones en medios digitales (menos Facebook), siendo 89% positivas, 7% negativas y el resto neutral; cantidad realmente sobresaliente. Si lo comparamos con el año anterior, en el que se alcanzaron en el mismo periodo 1.404 menciones (sin Facebook) significa un 200% de crecimiento de interés mediático.
    • En Facebook han aumentado los seguidores de 5.177 a 7.299 con un alcance en este trimestre de 1.360.000 personas y 1.870.000 impresiones. 38.200 personas han efectuado una acción positiva en los últimos tres meses (me gusta, comentarios, compartidos) y 6.124 se han compartido noticias del festival ocasionando 510.000 impresiones extra.
  • Ha habido un crecimiento del patrocinio y las empresas colaboradoras. Mientras que en los años anteriores, sólo Audi e Iberia se contaban entre los patrocinadores, este año se ha sumado Cicar, Binter, Entrees y SGAE (esta última como empresa colaboradora), algo que supone un crecimiento del 300%.
  • También hay que considerar la aportación del INAEM, todavía sin determinar, que en algunas ediciones pasadas no se solicitaron.

 

Innovando y batiendo records

Esta edición ha sido significativa en aspectos cruciales, pero también en simbólicos, que llevaban sin ser revisados desde el inicio del FIMC, de los cuales caben destacar:

  • Desaparece la denominación Festival de las Islas (nombre utilizado para los conciertos en las islas no capitalinas que daba una imagen claramente discriminatoria como de ‘festival de segunda clase’) y queda la denominación única: Festival Internacional de Música de Canarias, FIMC para todos los conciertos.
  • Ha sido la primera vez en 33 años que el Festival comienza con una obra de un autor canario.
    • Gustavo Trujillo (La Orotava, 1972). Compositor y profesor en el Conservatorio de Amsterdam.
  • Las dos orquestas canarias (OST y OFGC) han tocado juntas por primera vez en la historia en sus más de 80 años de vida.
    • OFGC (creada en 1845)
    • OST (creada en 1935)
  • Participación por primera vez de las dos Bandas Sinfónicas municipales profesionales de Canarias.
    • Banda Sinfónica Municipal de Las Palmas de Gran Canaria (creada en 1888)
    • Banda Sinfónica de Tenerife (creada en 1902)
  • Primera vez en la historia que una Banda de música actúa en La Graciosa.
    • Domingo 22 enero 2017 – 12:00h. Muelle de La Graciosa
  • Por primera vez en 33 años el 67% de los conciertos transcurren en las islas no capitalinas y el 33% del total de los 88 conciertos transcurren en municipios fuera de las capitales.
  • Pocas veces se han interpretado obras de autores vivos, este año se han interpretado 38 obras.
  • Por primera vez en 33 años se implementa en la página web del Festival una pasarela de pago donde se pueden realizar las compras on-line de las entradas para los conciertos en todas las islas.
  • Por primera vez se realizan encuestas de satisfacción en los teatros y también en la web, tanto para público como para los artistas así como para los trabajadores con la intención de recopilar datos y crear, además, una base de datos digital propia.
  • Participación y presencia por primera vez de una musicóloga, Marina Hervás, en el equipo de trabajo para la difusión y formación del público.
  • Por primera vez se establece una estrategia de marketing digital contratando a un experto externo, Pedro Hache.
  • Por primera vez el primer cartel de Sold Out es para un concierto de un autor canario vivo, con una orquesta canaria y en una isla no capitalina, el concierto homenaje a Juan Hidalgo en Los Jameos del Agua.
  • Ha habido un incremento en unos 5.000 asistentes en la presente edición respecto al año pasado.

 

El presupuesto

El Festival Internacional de Música de Canarias siempre ha sido un agujero negro capaz de engullir buena parte del dinero público invertido en cultura. De los 22 años de la etapa de Rafael Nebot solo se sabe que Dulce Xerach tuvo que echar el cierre de SOCAEM (Sociedad Canaria de las Artes y de la Música) y crear la actual Canarias Cultura en Red. Borrón y cuenta nueva.

De aquel entonces solo se sabe que el agujero era de proporciones épicas y que un informe encargado a la empresa Price Waterhouse ponía de relieve el «exceso de malos hábitos adquiridos con el paso del tiempo» en la plantilla, lo que se utilizó para despedir a algunos de ellos. Unos llegaron a un acuerdo por una importante indemnización y otros prefirieron acudir a los tribunales y tuvieron que ser readmitidos.

Lo que sí sabemos es que en los 10 últimos años la media de pérdida anual por el FIMC se sitúa en los 350.000 euros, siendo el año 2007, el año de transición en el que Rafael Nebot dejó el XXII FIMC contratado ya en manos de Juan Mendoza, el que alcanzó mayores pérdidas: 1.348.435,27 euros. Esto no significó el más mínimo cambio, sustitución o cese ni de director, ni de jefe de producción o del administrador. Tampoco hubo ningún parlamentario que solicitara cuantas algunas o fiscalizar nada de nada. Se cubrió con un tupido velo. Al año siguiente, en el 2008, las pérdidas fueron de 477.637,12 euros y tampoco se movió pieza alguna.

Y hay otra cuestión importante a debatir… ¿Qué valor tienen estas diferencias, principalmente las de corte social, formativo y educativo, que se han puesto en marcha en esta edición? ¿Estamos dispuestos a ponerlas en valor?

 

Conclusión

Tal vez la clave de todo esto estribe en que el FIMC es el único festival canario que está gestionado desde lo público, en vez desde la iniciativa privada como el resto de los 98 Festivales que teníamos en las Islas por aquellos años.

Una garantía de gestión eficaz, y que si se producen pérdidas no tenga que asumirlas el propio presupuesto de cultura del Gobierno, sería externalizando la gestión mediante un concurso o licitación con unas condiciones bien definidas. Otra ventaja de aplicar este procedimiento es que automáticamente se despolitiza el Festival y ya no entran en juego las tensiones e intereses entre los partidos políticos y las facciones internas. Y una última ventaja, nada baladí, es que inmediatamente desaparecerían las campañas de acoso y derribo de los grandes medios a los representantes políticos, ya sea presidente, consejeros o asesores, con la excusa de un festival de música.

 

* Evidentemente son más de 33 las diferencias pero me he permitido esta ‘licencia poética’ en el titular.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestPrint this pageEmail this to someone

Etiqueta: , , ,

Categoría: FIMC, Canarias, Enrique Mateu, Música

Comentarios (2)

Trackback URL | RSS de los comentarios

  1. Gracias a Rodolfo Rodríguez Benítez podemos ampliar varios aspectos interesantes:

    No solo los encuentros entre compositores han crecido sustancialmente este año, concretamente un 1.500%, sino que por primera vez se le ha pagado por los talleres (antes tenían que hacerlo gratis). Por otro lado ha sido el propio FIMC el que lo ha organizado con el CSMC, hasta este año era la asociación PROMUSCAN la que se encargaba de organizarlos. Finalmente hay una última diferencia y es que, por primera vez, la Sociedad General de Autores de España colabora con el FIMC y se encarga de pagar a los autores, con el consiguiente ahorro para el FIMC.

  2. César dice:

    Señalar que los conciertos en la isla de El Hierro fueron todos gratuitos. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
banner ad
banner ad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Cookies info

ACEPTAR
Aviso de cookies