Quintana… Ke de nombre es Luis…

Foto de Luis Quintana apoyado en su guitarraCasi?… no!; mágico me resultó… volver a ver… oír … y sentir a Luis de nuevo cantando en directo… si la memoria esta no me falla, fue por el 1996 cuando lo recuerdo muy joven… a punto de ser el primer artista del cartel en subirse a un gran escenario… y ante una inmeeensa plaza del Cristo en la Laguna (Tenerife)…en plenas fiestas del mismo en el mes de Septiembre… y hacía del primero porque fue una idea que añadimos al “Primer Circuito Interinsular de Música Moderna y Teatro Joven” … y consideramos que sería una gran oportunidad para que los cantautores se entremezclaran con rockeros y demás…porque este que suscribe siempre consideró a las bandas de rock como continuadores del testigo de los cantautores … pero en fin, y porque era una nueva oportunidad… Luis, guitarra al frente, se enfrentó como el que más al público que comenzaba a agruparse e hizo que todos los que currábamos el evento… nos cautivara entre el público para pararnos a escuchar su “Niña escondida” que no precisó del “Equipo A” para hacernos sentir el “Zumo de vida” que nos acompañó en su “Ausencia”…y son sólo eso: “Recuerdos”…de “Números o Letras”… porque en realidad; precedía a algunos de los más duros del rock duro de aquellos momentos: después de Luis…”Barreno”; “Garrote Vil” y “Guerrilla Urbana”… abrir un concierto así necesitaba de un saber estar… saber llegar… despuntaba ya, con su pequeño recorrido, una de las voces más señeras de la identidad de los cantautores emergentes y precedentes… le avalaban junto a su personalidad amigable; experiencias como la banda “In Extremis” (1993/94)… pero in extremis en edad… media de unos 16 años sus componente… y algunas actuaciones en pequeñas salas solo o acompañado como en la antigua ubicación del histórico bar “Txiqui”…es una auténtica “Burbuja”…y es que tocaba en todas partes…y en todas se entregaba…Y fíjense ahora también, como otra cosa no podría ser: también se inspira en la Habana…¿y quién no?… la bella habana…

Desde ese momento, nunca dudé que podría llegar a cabalgar por escenarios de medio mundo… porque este chico trasmitía fuerza y tenía cosas que decir…y a esas edades no es nada fácil… para un producto profundo y real… pero les juro que dijimos que daba la talla de los grandes… de los que dicen que tiene filing… a mí ese sajonismo no me va nada…es sentimiento y capacidad lo que tenía… y contaba con un baúl y un guitarra…después le ayudó su moto… que se los iban a hacer pulir… “Pasando Cuentas” también recuerdo que fue de los pocos que cuando lo contactamos para participar en el circuito… no dijo antes que nada el famoso ¿Cuánto pagan?… que es justo para todo músico; sin dudarlo ni un instante… pero si que nos llamó la atención… porque nuestro objetivo no era otro que la promoción de la música… que lo otro ya cada músico se lo labraba … y así fue como muchos de los que invirtieron en ello, bandas y cantautores… florecieron en su trabajo… aunque como todos sabíamos para poder con tu labor era necesaria (…igual que hoy…) e imprescindible la emigración….

Llevaba un tiempo tratando de “atraparlo” en un directo, “Buena racha”…pero siempre coincidía que estaba yo en otra isla o en otra parte del mundo… e incluso cuando tocó al ladito de mi casa… yo estaba en otro lugar… pues bien…un Jueves 11 de agosto caluroso, en la ciudad o pueblo donde vivo… en un centro comercial algo abominable (que se le va hacer…) con aparcamiento… en una de las cafeterías más diferenciadas que he encontrado… con un personal no sólo joven sino agradable y que sabe hacer…lo dicho, arrinconé espada, capa y escudo… y corcel de lata arruedado marché raudo a tal lugar…porque si un reto es cantar… mayor es ser capaz… que sólo con una guitarra, con tus temas, …y en los tiempos que corren (que por otro lado estoy convencido que nunca fueron mejores)… te pones delante de una audiencia en la que se entremezclan generaciones pero abrumadoramente joven… muy joven… y logras como el mejor hacerlos estar en el lugar… a pesar de que los “robots luminosos” no cumplan… y que el runrún de los batidos que la audiencia no para de pedir a los camareros; muestra de mucha gente en etapa de ellos… y de que algún chiquillo esté tan metido en el tema… delatado por el movimiento de su cuerpo y cabeza… interrumpa al artista con sus risas o alzando la voz… a la que Luis sabe conducir con un “beso en el aire” a modo de coscorrón… porque Luis Quintanatiene en “Tengo”… toda una declaración de principios, su manifiesto… personal… y hace que ese público que creció y crece en su mayoría a golpe de teclado y redes… entone sus hermosas canciones llenas de intimidad… donde el cantautor se muestra y nos hace cómplices a todos… porque cuando alguien con chispa crea un poema musicado al que llamamos canción y nos llega, es porque logró la proeza de que en sus propias vivencias hizo que los demás nos sintamos tan identificados que casi te preguntas ¿pero este chico donde me espió?…”sin cortinas”… se despedía con este toque de su isla por esta vez. La próxima es en Valverde, en el Hierro, y como en los últimos años por esas fechas solía estar yo en la isla de mis ancestros… este año va Luis y yo no estoy… estaré más lejos… por eso no me lo podía perder tocando aquí… Necesitaba volverlo a escuchar… no nos equivocamos hace ya un fleje de años… es un monstruo del escenario. No sólo sabe estar; virtud hoy un tanto perdida, sino sobre todo… nos hace sentir… nos hace recordar… nos hace vivir… volver a recordar a los puesteros del Mercado de Las Palmas; los que se ponían por fuera con viejas y prohibidas revistas, cómics y novelas… la Alameda y la guagua que te llevaba al insular a ver su apasionada UD las Palmas (porque es el futbol para él algo más…”Amarillo es mi color”…)… porque ya no está el cine Royal físicamente, pero si su recuerdo… pero también nos habla del presente y de sus guiños al futuro… que está por delante… porque esta juventud está perdida…se dijo desde siempre… y porque puedo prometer y prometo que no volveré a decir te kiero… que tanto digo… nunca mais… con K… sino con Q… porque está bien… y así me destiño de ese gris, que tiene la “gente gris” que en ocasiones se nos pone, pero cuando alguien te lo dice de forma tan magistral te das cuenta que lo que está bien no está mal… y deconstruyes… y nos hizo habituarnos en “Entrénate conmigo”… y aunque no terminamos en el “Suelo”… que es como se suele…si que supo hacernos sentir tan bien a mi y a la compañía…que “Antes”… de que empezara, pude estrechar su mano, después…llevarme sus discos para tener atrapadas sus inspiraciones… y sobre todo… tuvimos “linda” noche…aunque no en el coche… a pesar del sofocante calor…

PD: …y vuelves a escuchar el mítico Libertad 8…a los que muchos conocen sólo por las indispensable actuaciones… para mi, el recuerdo de los “nombres de guerra”…de “los camaradas”… “de los que ya no estaban”… libertad 8, calle de la Libertad… te he visto llena de grises y de banderas tricolores… también de pelos de en punta y de colores… y chupas… y cadenas… Gracias Luis… que más te puedo decir…yo también estuve allí…
Ramón Francisco González Hernández

Etiqueta:

Categoría: Música, Noticias, Opinión, Ramón González

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Cookies info

ACEPTAR
Aviso de cookies