Aprende a superar el miedo escénico

| 24/08/2013 | 0 Comentarios

larisa_lavrova_bannerTe gusta cantar, pero cuando sales al escenario, delante del público, te sientes inseguro, te preocupa lo que van a decir de ti, te sudan las manos, te tiemblan las rodillas, la voz se vuelve rara… y ¿no puedes hacer nada con esto?

El miedo aparece cuando perdemos valor y seguridad en nosotros mismos. Es inútil luchar contra él, porque sus orígenes están en el inconsciente. Por más fuerte que te consideres, el inconsciente siempre gana la batalla.

En este artículo te ofrezco unas técnicas para superar el miedo escénico.

1. Cultiva tu propio valor

Cada día supérate para ser más experto en tu arte. Cuando todos los días te superas a ti mismo en algo, estás cultivando tu propio valor, la virtud opuesta al miedo. Dos elementos opuestos no pueden existir en un mismo lugar.

El valor se cultiva superando los problemas, dificultades y obstáculos, superando el «no puedo», «no soy capaz» y «ya lo sé, no necesito aprender más» y los obstáculos internos como la vanidad, la desorganización, la superficialidad, la imprudencia, etc.

Una persona que está continuamente superándose a sí misma en su profesión perfecciona su técnica y voz, adquiere el conocimiento y la sabiduría, no tiene miedo a la crítica ni a lo que dirán, porque tiene creencias sobre sí misma y la gente que la escucha de forma totalmente diferentes. El público para ella no es un enemigo que le cuestiona y critica, sino el único amigo al que puede abrir su corazón, confesar e interpretar…

Para eso también hay que aprender a amar al público. «Donde hay amor, no existe miedo».

2. Aprende a escucharte a ti mismo sin rechazar lo que puedas sentir

Cuando el miedo te invade, no intentes echarlo ni lo ignores. Es inútil. Aíslate y toma el tiempo necesario para escucharlo.

En tu interior vive una persona que forma parte de ti y que necesita que la escuches. Visualízala e intenta escucharla con atención y comprensión… Mira su cara, sus ojos, sé comprensivo con ella, exprésale su amor.

Al fin y al cabo es lo que te gustaría a ti, cuando estás asustado: confesar a un amigo íntimo tus miedos, sabiendo que no te va a rechazar, ni ignorarte, ni ridiculizarte, sino comprender y decirte que te quiere mucho, a pesar de que puedas tener miedos. ¿No te sentirías aliviado después de hablar con ese amigo? Pues, conviértete en tu propio amigo. Bríndate la comprensión y el apoyo, ámate.

«Donde hay amor, no existe miedo».

3. Visualizaciones

¿Tú también crees que las visualizaciones no funcionan? Te lo cuento porque…

Toda acción para que se realice, tiene que ser generada por dos cosas: pensamientos y sentimientos. No sólo tienes que visualizar lo que quieras, sino también sentirlo como si ya lo hubieras logrado. Y lo más importante: no esperar el efecto inmediato. Todo cambio y gestación, sea una obra de arte o creación de la virtud y cualidad nueva, requiere un tiempo.

Visualiza a una persona que está en el escenario delante del público. Imagínatela sin ningún tipo de miedo o complejos. Siente la libertad y la naturalidad con la que esta persona se desenvuelve en el escenario. Siente cómo disfruta actuando y contactando con el público. Siente cómo la gente la admira, disfruta de su voz y actuación… ¿Cómo son sus gestos, miradas, mímica? ¿Cómo se siente esta persona recibiendo la admiración del público?

Imagínate acercarse a ella (con un ramo de flores, por ejemplo)… Fíjate en cómo está vestida, sus rasgos de la cara, sus ojos… Tú observas sus rasgos, sus gestos, miras en sus ojos y… te das cuenta de que TÚ eres esta persona. Entra en ella mediante sus ojos… ¿Qué ves? ¿Cómo interpretas el mundo estando dentro de esta persona? ¿Qué gente te rodea? ¿Cómo te trata? Y lo más importante, ¿cómo te sientes?

Generar el sentimiento de valor y libertad requiere tiempo, por eso has de realizar este ejercicio por lo menos cinco minutos todos los días y dedica a este ejercicio una media hora si tienes un concierto.

Larisa Lavrova

Larisa Lavrova

4. Flores de Bach

Las esencias florales actúan sobre las capas más sutiles de nuestro campo energético, por lo tanto tratan nuestras emociones negativas a través del inconsciente, que es la vía más directa. No luchan contra las emociones negativas, sino las transforman en virtudes: el miedo en valor, la inseguridad en confianza en sí mismo, etc.

Hay un remedio buenísimo que se llama Remedio RescateAhora lo venden en muchas de las farmacias, herbolarios, etc. Te ayudará en cualquier situación de pánico, miedo, estrés y es totalmente inocuo.

Estoy segura de que si aplicas estas técnicas, podrás superar el miedo escénico y disfrutar más de tus conciertos y es que el miedo no tiene que ser algo que te impida ser lo que eres, sino la posibilidad para convertirte en mejor profesional y artista. Porque sólo superándote a ti mismo, puedes crecer.

Etiqueta: , ,

Categoría: Internacional, Larisa Lavrova, Música, Opinión, Vive de tu música

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
banner ad
banner ad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Cookies info

ACEPTAR
Aviso de cookies