El Cabildo y la ULL realizan una cata de quesos para un proyecto de investigación

| 03/02/2013 | 0 Comentarios
Foto del jurado durante la cata

El objetivo es probar una patente que aportará al queso industrial el sabor del artesanal

El vestíbulo del Edificio Central de la Universidad de La Laguna acogió ayer, martes 29 de enero, una cata ciega de quesos que forma parte de la prueba de concepto que servirá para validar una investigación desarrollada por la institución académica, en colaboración con la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo Insular de Tenerife. Organizada por la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI), se trata de la primera comprobación técnica de estas características que organiza la institución académica.

En el acto participaron el rector de la ULL, Eduardo Doménech; la vicerrectora de Investigación y Transferencia de Conocimiento, Catalina Ruiz; el consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca, José Joaquín Bethencourt; el consejero delegado de Innovación del Cabildo, Antonio García; y la investigadora de la ULL responsable del proyecto, Victoria de Zárate.

La prueba se desarrolló entre las 11:30 y las 14 horas, y en ella pudo participar cualquier persona que se presentara en el lugar de celebración de la cata. El proyecto de investigación pretende incorporar a la producción industrial de queso pasteurizado un fermento láctico que aporta el sabor del producto artesanal típico de Canarias.

Por ello, los asistentes debieron dar su opinión sobre tres quesos diferentes que no estaban identificados, todos ellos con un proceso de maduración de 90 días: uno industrial ordinario, otro elaborado con el fermento en pruebas, y un tercero totalmente tradicional elaborado con leche de cabra cruda.

Si la cata sale según lo esperado, los consumidores encontrarán en el queso producido con el nuevo fermento el mismo sabor característico del queso tradicional, y que lo diferencia del producto comercial más extendido. El nuevo producto ya estaría listo para poder incorporarse a la industria y al mercado. Esta investigación forma del proyecto BIOPHARMAC y lleva gestándose entre la ULL y el Cabildo desde 1992.

El rector de la ULL señaló que este es un ejemplo prefecto de transferencia de resultados de investigación a la sociedad, lo cual demuestra el potencial de la universidad para colaborar con el mercado en proyectos de alto impacto social.

La vicerrectora de Investigación quiso destacar tanto que esta fuera la primera prueba de concepto desarrollada en el seno de la ULL como el hecho de que ésta se centrara en el sector primario.

En similares términos se refirió el consejero delegado de Innovación, para quien este proyecto es la demostración de que su área de interés debe comprenderse como una herramienta para lograr bienes y servicios que mejoren la calidad de vida.

Por su parte, el consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca destacó que esta investigación derriba el mito según el cual el mundo de la ciencia y el mundo rural son antagónicos, por lo que abogó por una mayor colaboración entre la ULL y el sector agroalimentario.

Etiqueta:

Categoría: Gastronomía, Noticias, Portada Noticias, Tenerife

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Cookies info

ACEPTAR
Aviso de cookies