Tango al estilo de Carel Kraayenhof en el Auditorio Alfredo Kraus

La XI edición del Arrecife de las Músicas se prepara para recibir al bandoneonista holandés Carel Kraayenhof, conocido internacionalmente tras interpretar el tango Adiós Nonino del maestro Piazzola en la boda de los príncipes Guillermo y Máxima de Holanda. El concierto será el sábado, 29 de junio, a las 21:00 horas, en la Sala Polivalente del Auditorio Alfredo Kraus.

Carel KraayenhofKraayenhof estará acompañado por su Sexteto Canyengue con el que ha conseguido hacer música muy personal, rítmica, melódica y que invita a bailar. Él mismo ha escrito sus propios arreglos y nuevas composiciones que demuestran que la tradición y la innovación pueden unirse. Después de haber conquistado los corazones de generaciones tangueras jóvenes y mayores en Argentina y Europa, las emocionantes actuaciones en vivo del Sexteto Canyengue tienden a ser adictivas para los bailarines de tango.

A los 8 años, Carel Kraayenhof comenzó a tocar el piano de manera autodidacta y más tarde empezó a dar clases. Más de 45 años después, la pasión ardiente del Carel de 8 años sigue intacta y le ha ayudado a ser una figura reconocida por los amantes del tango. A principios de los ochenta Kraayenhof tuvo su primer encuentro con el bandoneón y se apasionó con él, quedó profundamente impresionado por la gran variedad de timbres. Pasaba horas escuchando tango argentino, escribiendo las partituras y practicando para conocer todos los botones, sonidos y posibilidades de su amado instrumento.

Los grandes nombres del mundo del tango descubrieron a Kraayenhof. En 1987, el gran maestro Astor Piazzolla lo invitó a tocar con él en el musical de Broadway Tango Apasionado. Piazzola era su gran modelo a seguir por lo que esa invitación fue una oportunidad de oro y se fue a Nueva York durante tres meses. En 1988 fue invitado por el maestro Osvaldo Pugliese a tocar en Buenos Aires junto a la orquesta de Pugliese.

La música de Carel llega a países como Argentina, Uruguay, Estados Unidos, Malasia, Turquía y un gran número de países de Europa Occidental. En estos años Carel también creció como arreglista y compositor de tangos. A principios de los noventa fue invitado por el Conservatorio de Rotterdam para crear un curso de bandoneón y creó el Departamento de Tango Argentino, actualmente es el único lugar en el mundo donde las lecciones de tango se dan a nivel de conservatorio.

Aunque Carel gozaba fama internacional, en los Países Bajos todavía no se había popularizado su música pero el 2 de febrero de 2002 su carrera dio un giro. Al interpretar Adiós Nonino en la boda de los príncipes Guillermo y Máxima de Holanda. Se dio a conocer ante los 1.000 invitados del enlace y ante los 55 millones de espectadores que siguieron la boda real por televisión. Los sonidos apasionados de bandoneón de Carel conmovieron a Máxima y su imagen llorando emocionada dio la vuelta al mundo. Desde ese momento, Kraayenhof y su Sexteto Canyengue da conciertos de masas en Holanda. Se vendieron 90.000 discos de la música de la boda y 75.000 copias del Tango Real con la actuación de Carel. El trabajo discográfico Tango Máxima, que fue lanzado de forma independiente por propia orquesta de Kraayenhof, vendió más de 30.000 copias.

Su trabajo se ha visto recompensado, no solo con el reconocimiento del público, sino que también ha recibido varias distinciones como el Cascanueces de Oro del sindicato de músicos holandés, el premio de la Sociedad Holandesa de Danza Docentes o el premio del público Edison por su disco Tango Real, entre otros. En 2005 recibió una distinción cultural por parte del gobierno argentino por su trabajo como embajador mundial del tango.

En 2006 Kraayenhof grabó Guardianes de las Nubes junto al famoso compositor de cine Ennio Morricone. En 2008 Carel fue invitado por la Cruz Roja en China para llevar a cabo en un concierto a beneficio de las víctimas del terremoto en Wenxuang, en el Gran Salón del Pueblo en Pekín con la Orquesta Sinfónica de China.

En 2009, el galardonado violinista Joshua Bell invitó Kraayenhof a participar en su disco Joshua Bell at home with friends. Durante la presentación de este trabajo en el Pent House del Centro Lincoln de Nueva York, Carel conoció Sting que al verlos actuar juntos aseguró sentir que era como si pudiera “despegar las alas para volar”. En 2010, Sting invitó a Kraayenhof a participar en un concierto en el Geldredome en Arnhem (Países Bajos). Esto fue para Carel un sueño hecho realidad. En 2012, Sting volvió a invitarlo a grabar dos canciones de su nuevo álbum.

Los nuevos retos artísticos llegaron en 2011. Fundó un dúo con el pianista Juan Pablo Dobal con el que interpreta música popular tradicional argentina como la milonga, zamba, chacarera, vals criollo y guarania. Paralelamente, comenzó a tocar con Tango Ensamble para interpretar también música más clásica.

Las entradas para este concierto se pueden adquirir en la taquilla del Auditorio Alfredo Kraus, en horario de 15:00 a 21:00 horas, de lunes a viernes, y hasta unos minutos antes del inicio del espectáculo; en la taquilla del Teatro Pérez Galdós, en horario de 10:30 a 14:00 horas y de 17:30 a 20:30 horas, de lunes a viernes, y los sábados, de 11:00 a 14:00 horas; en las páginas web www.auditorio-alfredokraus.com y www.entradas.com, en el teléfono 902 488 488, y en la red de cajeros de Bankia.

Búscanos en las redes:

www.facebook.com/AuditorioAlfredoKraus

@AuditorioAKraus

Etiqueta: , , ,

Categoría: Gran Canaria, Música, Noticias, Portada Actualidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Cookies info

ACEPTAR
Aviso de cookies