El Festival de Ópera de Las Palmas, en riesgo por querer cobrarle el teatro

EFE.- El Festival de Ópera de Las Palmas de Gran Canaria, uno de los más importantes de España, podría suspenderse tras 47 años de historia si el Ayuntamiento mantiene su propósito de empezar a cobrar por usar el Teatro Pérez Galdós a sus organizadores, según ha confirmado estos a Efe.

El jueves, 23 de enero, se aclarará previsiblemente si el festival tendrá o no continuidad, en una junta general extraordinaria que se ha convocado de la asociación Amigos Canarios de la Ópera (ACO), que lo promueve, para abordar la posible suspensión de esta cita cultural ante la decisión del Ayuntamiento de plantear «un giro brutal que ha hecho saltar todas las alarmas», ha dicho su presidente, Óscar Muñoz.

Este portavoz de ACO ha acusado a la corporación municipal, propietaria del Pérez Galdós, de pretender imponer «una ruptura total de una tradición de 47 años de historia en los que el teatro ha sido siempre puesto por el Ayuntamiento a disposición del festival» como una aportación pública que, a su juicio, está justificada porque el certamen se hace sin ánimo de lucro y da prestigio a la ciudad.

Muñoz ha añadido que la temporada de ópera de su asociación, además, es precisamente una de las citas que «da contenido y razón de ser al propio Teatro Pérez Galdós».

Razón esta por la que ACO «no puede aceptar el planteamiento que se le hace de obligarle a pagar por su uso una cuenta que se ha fijado nada menos que en 300.000 euros», ha apostillado.

Muñoz ha destacado que la organización ha aceptado colaborar para reducir esa cuenta por la vía de recortar de 30 a 20 los días en que usa en cada temporada el teatro, algo que haría «con tremendo esfuerzo» con el objetivo de posibilitar que la cifra se redujera a 180.000 euros.

Pero sin que ello implique que deba hacerse cargo de pagar esos 180.000 euros ACO, que, además, «ya ha tenido que pagar el año pasado otros 100.000 euros por usar el Pérez Galdós cuando antes no pagaba nada», debido a que tras la reforma llevada a cabo en sus instalaciones se han eliminado servicios propios que antes tenía, como los de iluminación, azafatas y otros que ahora se contratan a empresas externas cuyos costes ha tenido que asumir la asociación.

ACO no tiene posibilidad de acarrear nuevos gastos y menos en la coyuntura económica actual, en la que, debido a la crisis, se ha visto obligada a «hacer verdaderos milagros» para mantener la temporada a consecuencia de los recortes que ha sufrido en las ayudas que recibía, que han hecho descender su presupuesto de 3.200.000 euros hace cuatro años a 1.300.000 en el presente.

Por todo lo expuesto, Muñoz ha afirmado que el futuro del festival de ópera de Las Palmas de Gran Canaria depende de la actitud que finalmente adopte su Ayuntamiento, del que ha querido recalcar que aún «espera y confía» en que finalmente se dirija a ACO para ofrecerle una solución antes de que se celebre la reunión prevista para mañana y haga posible que el certamen continúe.

Etiqueta: , , ,

Categoría: Gran Canaria, Música, NADA, Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Cookies info

ACEPTAR
Aviso de cookies