Desmontando a Guillermo García-Alcalde

| 07/02/2017 | 4 Comentarios

 Desmontando a Guillermo García-Alcalde

¿Quién es Don Guillermo García-Alcalde?

A estas alturas todos sabemos en Canarias lo que significa Don Guillermo García-Alcalde para la cultura isleña. Un pope que teniendo el denominado ‘cuarto poder’ a su alcance (la prensa) y conexiones con el ‘primer poder’ (el dinero), gracias a sus relaciones con los más importantes empresarios locales como, por ejemplo, Andrés Mejías (el propietario de Pastas La Isleña que dicen que susurra al oído del gran jefe), puede llegar a hacerle la vida muy fácil o muy difícil a un músico. A un político… ¡También!

Reconozco que hace muchos años, cuando Lothar Siemens me ‘aconsejó’ que lo fuera a ver a su despacho en La Provincia y que le regalara mi disco Pandora, iba realmente reticente porque ya era consciente de la situación. Lógicamente no le gustó el contenido de Pandora y, de paso, me dijo que lo de Artenara no servía para nada. Mal comienzo.

En el artículo El Festival de Música de Canarias para ‘dummies’ explicaba que ya el 15 de febrero de 1991, justo cuando estaba empezando a componer Pandora, se acusó gravemente a Guillermo García Alcalde, en un conocido medio de comunicación, de “conseguir con el amedrantamiento lo que no es capaz de lograr con la razón y el juego limpio” y de “denigrar todo aquello o a aquellos que en un momento determinado optaron por no secundar las intolerables exigencias, auténtico impuesto revolucionario exigido con guante blanco, de quienes se creyeron en condiciones de imponer un modelo colonial que tan sólo puede existir en sus trasnochados delirios de grandeza”.

El aludido, como es natural, presentó querella por supuesto delito de injurias que terminó con sentencia absolutoria del Juzgado de Instrucción núm. 6 de las Palmas de Gran Canaria de 11 de febrero de 1993 y posterior desistimiento del recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional de España en sentencia del 22 de mayo de 1995. El documento del Tribunal Constitucional de España aparece en Google en cuarta posición en la búsqueda de su nombre entrecomillado.

Puede que estas gravísimas acusaciones le agriaran su carácter y, como consecuencia, le hiciera arremeter con más virulencia contra quienes opinaban distinto, como fue su cruel y ya muy conocido artículo Llanto y miserere por el Festival de Música de Canarias.

Lo cierto es que en estos años se fue enemistando con muchos profesionales por sus formas y, últimamente, incluso amigos de toda la vida, como fue el caso del prestigioso musicólogo y filántropo Lothar Siemens ya mencionado, a raíz de su comparecencia en el Parlamento Canario ante la Comisión de Cultura del año pasado en la que le preguntaron por Don Guillermo y dijo, con total sinceridad, lo que pensaba.

Desmontando a Guillermo García-Alcalde

 

Sus opiniones

Después del ya mencionado ‘Llanto y miserere por el Festival de Música de Canarias‘, García-Alcalde ha publicado diez artículos de opinión, aunque algunas voces hablen de la decadencia de la crítica musical. Se tratan de: Gustavo Trujillo y F. P. Zimmerman, lo mejor de la aperturaLa gran orgía sonora de las Canciones de GurrePlaceres académicos y maneras de tañerLas magníficas Labèque, con Stravinsky y BartokEros y Thanatos en un Granados expresionistaNada menos que Debussy, Ravel y FallaZíngaros, el Quantum y el QuaMosaik, la paleovanguardiaHomenaje a Juan Hidalgo en compañía de Ives y Schönberg y Mozart y Haydn referenciales en un Auditorio repleto.

En líneas generales, pasó del insulto y de la idea de “cancelar toda la programación” porque “se salvaría así del vergonzoso marrón de asesinar el Festival“ a afirmar cosas como: “El programa de ahora, dedicado a dos monstruos sagrados del siglo XX, acredita la madurez de concepto”, “Lo más aplaudido fue la obra del compositor canario Gustavo A. Trujillo”, “un violinista con nombre propio en el estrellato internacional”, “la tersa ejecución de los valiosos instrumentistas”, “la gran orgía sonora”, “hizo alarde de excelencia en el dominio técnico”, “admirables instrumentistas”, “las magníficas Labèque”, “excelente idea”, “lectura inteligente y sensible”, “la gran pianista Rosa Torres Pardo propone con técnica poderosa”, “el concierto fue una delicia”, “ambos intérpretes mostraron su calidad de sonatistas con dos joyas”, “el virtuosismo de los luminosos finales”, “tocada a la perfección”, “todos son instrumentistas de primera categoría, con elocuente trayectoria internacional” o “sus lecturas concilian el dominio virtuoso del texto con la vitalidad y la pasión creativa que catalizan la atención oyente y se adueñan del espacio acústico por la vía del placer”… Todas estas frases se encuentran documentadas en la relación de enlaces detallados más arriba, aunque pueda parecer increíble.

Desmontando a Guillermo García-Alcalde

 

Desmontando a Guillermo García-Alcalde

Pero Don Guillermo vuelve hoy al ataque con una copia más light, eso sí, de su ‘Llanto y miserere’ que lleva por título ‘Las razones de un fiasco‘. Vamos a analizar las afirmaciones para comprobar su veracidad porque en estos días se van a llenar los medios de comunicación de argumentos vacuos (además de las mentiras que las seguiré desgranando en el ‘Gran Recopilatorio de Mentiras’):

1.- “La línea y el prestigio de las 32 ediciones anteriores ha sido masacrada con provocadores desafíos a la bien ganada fidelidad del público, que desertó en masa”.

  • Si en la pasada edición acudieron menos de 24.000 personas y si en esta ya se sabe que la cifra está por encima de los 28.000 asistentes… ¿Se referirá a una deserción positiva, tal vez?

 

2.- “Vimos el único aforo lleno en el concierto de clausura, por ser, a su vez, el que mejor reflejaba el modelo consolidado en tres décadas largas de idóneo correlato de la inversión pública, el patrocinio privado y la respuesta social”.

  • Aunque use el mayestático, de los 88 conciertos junto con las actividades paralelas (los dos Feel the Music, los ocho Sigue la Música, los 8 encuentros con compositores, las 28 charlas, etc.) ¿A cuántos fue? ¿Cómo puede afirmar que ha sido el único aforo lleno si, por ejemplo, el homenaje a Juan Hidalgo en Los Jameos colgó el cartel de sold out días antes de que lo hiciera el de clausura al que hace referencia? ¿Y los llenos en La Palma, La Graciosa o Fuerteventura no son merecedores de su consideración? ¿Y los encuentros con los compositores con las aulas llenas teniendo que traer sillas de otras aulas, tampoco merecen su aprecio como Socio de Honor de la Asociación para la Promoción de la Música Culta de Canarias?
  • Por otro lado, ¿existe una ley que establece que lleno = calidad y viceversa? ¿Tenemos que cerrar nuestras orquestas porque no logran llenos en los auditorios? ¿O pretende hacer creer, en serio, que en las ediciones anteriores se llenaban a rebosar los conciertos? Y cuando, por ejemplo, el grandísimo Krzyztof Penderecki tuvo que dirigir ante un Auditorio Alfredo Kraus casi vacío, en el marco del 31 Festival de Música de Canarias, ¿a eso se refiere como “el modelo consolidado en tres décadas largas de idóneo correlato de la inversión pública, el patrocinio privado y la respuesta social”? ¿O está insinuando que Penderecki es malo porque llenó menos que la fantástica Banda Sinfónica de Tenerife a la que ni siquiera menciona?
Desmontando a Guillermo García-Alcalde

Leandro Martín en el Conservatorio Superior de Música de Canarias, sede de Las Palmas de GC, durante su intervención ante los alumnos de composición en el 33 FIMC gracias al patrocinio de la SGAE

 

3.- “Los quince conciertos ofrecidos en la isla de Gran Canaria…”

  • Si desde el principio de la frase ya no somos rigurosos, todo lo demás se desmorona. Conciertos fueron 16, no quince como afirma: Mahler Chamber Orchestra, Cuarteto de Cuerdas de La Habana, OST- OFGC, Goyescas, Katia & Marielle Labèque, Pedro Barboza Patchwork Ensamble, Accademia del Piacere, Dúo Antwerp, Banda Sinfónica de Tenerife, Irina Peña e Ignacio Clemente, Quantum Ensemble, ensemble mosaik, Academy of Ancient Music, Ensemble Villa de La Orotava, Orquesta Sinfónica de Tenerife y Mozarteum de Salzburgo que suman dieciséis. A los que habría que añadir los conciertos de ‘Sigue la Música’ que, tal vez, por ser jóvenes estudiantes canarios tampoco le merecen su consideración como Socio de Honor de Promuscan.

 

4.- “El público habitual, despreciado por la actual dirección, no tuvo reemplazo en el pregonado público nuevo que ni siquiera con el regalo de entradas se dejó ver…”

  • El público habitual tuvo a sus artistas habituales y sus compositores habituales: H. Purcell, A. Vivaldi, G.F. Haendel,  J. Haydn, L.v. Beethoven, Granados, C. Debussy, M. Ravel, M. de Falla, I. Stravinsky, B. Bartok, S. Prokofiev, A. Dvorak, D. Shostakovich, P. Tchaikovsky, E. Elgar, W.A. Mozart, etc interpretados por muchos de los músicos que han participado en anteriores ediciones del Festival y a los que nunca antes le puso reparos.
  • Cierto es que la oferta ‘de siempre’ ha sido ampliada con, por ejemplo, 38 obras de autores vivos, algo inaudito en estos 33 años, y se han incluido propuestas presentes en los principales festivales de música contemporánea de todo el mundo. Pero no se desvistió un santo para vestir a otro. No. Con el mismo presupuesto se ha hecho más, en más sitios, para más gente y abarcando seis siglos de música.
  • Por primera vez en 32 años se establece una colaboración con el Conservatorio Superior de Música de Canarias y con el proyecto social Barrios Orquestados para facilitar la entrada a estudiantes, con especial atención a aquellos con menos recursos, generando así nuevos públicos. Pero esto, a pesar de la trascendencia en la generación de nuevos públicos para el día de mañana y para la promoción de la música culta entre los más jóvenes de las Islas, tampoco le interesa a un Socio de Honor de Promuscan como él. Es que ni lo menciona. ¡Peor aún! Niega la evidencia.

Los jóvenes son los únicos que pueden garantizar la continuidad del FIMC

En mi modesta opinión, la coletilla que ha venido usando sistemáticamente en todos sus artículos sobre las presuntas “miles de entradas regaladas” no es más que la pataleta porque entre el centenar de entradas canceladas que se regalaban sistemáticamente a quienes tienen el poder adquisitivo como para comprárselas, estaban las dos que durante todos estos años se le ha venido regalando. No le valían los pases de prensa que, evidentemente, se le entrega a La Provincia. No. Él quería su asiento preferente en sitio preferente y este año se quedó sin el. Así que el hecho de que a él no se las regalaran y sí se les regalaran, por ejemplo, a los jóvenes estudiantes de música de la foto que están con José Brito y Nino Díaz, no le ha debido sentar nada bien y por eso esta coda repetitiva en todos y cada uno de sus artículos.

 

5.- “El Festival nació en 1985 para enriquecer la presencia sinfónica en la vida cultural del Archipiélago. Siempre, hasta ahora, había sido una cita de grandes orquestas con ilustres directores, sin descuidar las formaciones de cámara y/o los solistas más prestigiosos…”

I Festival de Musica de Canarias

  • Tampoco, Sr. García-Alcalde. Tal y como recogen los periódicos el 14 de julio de 1984, estas eran las prioridades del Festival que ahora usted distorsiona sin poner enlace alguno o prueba documental (en realidad no lo hace nunca porque no puede).
    • Una de ellas es la voluntad pedagógica del mismo: “Además de las actuaciones, se desarrollarán conferencias alusivas a la celebración del tricentenario y al festival con el aporte académico y musicológico que ello conlleva“.

    •  Otra sería la intención de llegar a diversos puntos geográficos poco habituales: “Por otra parte, distintas agrupaciones corales y musicales recorrerán distintos puntos de nuestra geografía con el objeto de llegar a los lugares privados siempre de este tipo de manifestaciones Culturales“.

    • No menos importante es la cuestión de la accesibilidad mediante precios más competitivos: “Adrián Alemán, director general de Cultura del Gobierno autónomo, resaltó el carácter popular de los precios. Las entradas de general serán siempre a 100 pesetas (equivalente a 1 euro con 33 céntimos de hoy en día con la inflación acumulada incluida)“.

    • No menos polémica ha sido la denominada ‘cuota canaria’ o la importancia de promocionar la creación e interpretación local en un porcentaje razonable al tratarse de dinero público: “La Consejería de Cultura y Deportes tiene también programada, coincidiendo con la celebración del I Festival de Música de Canarias, la convocatoria del I concurso para orquestas y coros, dotados con 750 mil pesetas (equivalente a 10.030 euros de hoy en día con la inflación acumulada incluida)… «ya que el ánimo de la Consejería se encuentra en la dirección de promocionar y alentar este tipo de actividades musicales en el Archipiélago»“.

    • Reforzando esta idea basta comprobar que de los 26 conciertos presentados en esa primera edición: 8 eran artistas o agrupaciones de las Islas (nacidos o residentes), 5 eran peninsulares y 13 extranjeros.

  • ¿Dónde, cuándo y por qué se fue perdiendo este espíritu? Es evidente que se perdió por el camino cuando el Sr. García-Alcalde y sus acólitos se empeñaron en traer Salzburgo a Canarias como si en Canarias no tuviéramos cosas que llevarles a los demás.
  • Queda demostrado, pues, que lo que ahora ha pretendido el Gobierno no es más que volver a lo primigenio, a la lógica más elemental en un Festival financiado con dinero público que desde el principio se quiso que fuera lo que ahora el nuevo equipo ha puesto en marcha para este 33 FIMC y que ya nunca permitiremos, como pueblo soberano, que se abandone.

 

6.- “Para hacerse aceptar, limitaron el abono a cinco conciertos (cuando siempre había incluido la totalidad), creando torpemente una programación A y otra B, un festival y un subfestival al parecer indigno…”

  • Pues también va a ser que no. El ‘subfestival’ indigno era el que existía en las pasadas ediciones, el denominado Festival de las Islas (conciertos en las islas no capitalinas) que, efectivamente, parecía como de segunda clase. Por eso se quitó y todo se ha llamado Festival Internacional de Música de Canarias, FIMC. El mismo Festival para todos. Ahora sí.
  • Y los abonos ya no tienen lógica. En un entorno digital lo razonable es que cada cual compre el paquete de entradas con descuento según el número de eventos al que quiera asistir. Que cada cual elija si quiere ir a cinco, a diez o a tres y se aplica el descuento pertinente. ¡Que ya llevamos 17 años en el siglo XXI!

 

7.- “Sin duda quedó degradada la marca Canarias en el espacio cultural europeo, donde los festivales anteriores habían ganado respeto y admiración”

  • Otra falacia que se descubre con una simple búsqueda en Google. Este era el resultado que ofrecía Google para “Festival de Música de Canarias” en todo el mundo el día 5 de agosto de 2016, 5.150 resultados:El lunes 6 de febrero de 2017 a las 12:00 horas los resultados se han multiplicado por 20 ya que nos ofreció 103.000 resultados con tan solo seis meses de diferencia. No obstante, en breve se publicará en Canarias Cultura el estudio completo de impacto del Festival encargado a Global Soluciona y MMI Analytics que es realmente demoledor.

 

 

8.- “Tampoco funcionó la costosa dispersión de los conciertos en cincuenta espacios, casi vacíos en la mayoría de los casos, según informaciones no interesadas ni manipuladas”. 

  • ¿Según informaciones no interesadas?… ¿Pero tanto le cuesta dar la cifra exacta? ¿Poner una tabla de cada concierto con su porcentaje y decir “los he contado yo mismo in situ todos”, o “me dieron los datos las cuatro empresas que se encargaron de la venta de entradas y además sumé las ventas del propio día que las ejecutaron los propios cabildos”, o “contraté tal empresa para que contara el número de asistentes”, o “tengo la lista que me la pasó un amiguete de estrangis pero si lo pillan lo fulminan”… No sé. Algo creíble. Que esto no es el siglo XX. Que existen los hiperenlaces para documentar las afirmaciones. ¿No será que todavía no tiene el dato certero y dispara a ciegas para que le devuelvan su festivalito?

 

9.- “El caos de lo vendido y lo regalado deberá figurar con absoluta precisión en las cuentas cerradas de este Festival. Es descartable la malversación y la prevaricación con datos falseados o recursos añadidos fuera de presupuesto para solapar un déficit en el capítulo de ingresos, pero los grupos parlamentarios están llamados a verificarlo, como en cualquier otra inversión pública”

  • Y tanto, Sr. García-Alcalde. Por eso varios diputados han solicitado en el Parlamento las cuentas de todas las ediciones pasadas, incluidas las de la época de su amigo y compañero en la Asociación Wagneriana y en los viajes a Salzburgo y Bayreuth, Juan Mendoza, que logró 3 millones de déficit en tres años (2007, 2008 y 2009) según un informe de Canarias Cultura en Red que, seguramente, ya va rumbo al Parlamento. Hay que verificar entradas regaladas, cenas y todo. Del 33 FIMC y de todos los demás. Porque, le recuerdo, que cuando en el año 2007 se perdieron 1.348.435,27 euros usted no pidió ni la hora.

 

10.- Solo cinco, de las 78 programadas, fueron obras de compositores canarios (o residentes en Canarias).

  • Pero se le olvida decir que desde 2008 solo se programaron 3 autores canarios, una media de 0,33 autores canarios por edición, lo que significa un crecimiento de ‘solo’ el 1.500%.
  • También se olvida de la presencia de intérpretes canarios (grupos y solistas) en número superior a la suma de canarios presentes en las últimas siete ediciones del Festival. Ni me voy a molestar en calcular el porcentaje.

 

11.- Finalmente, los programas de mano de los conciertos. Tan solo cinco incluyeron notas informativas o glosas sobre las composiciones, y esos cinco eran exactamente los de los conciertos de abono.

  • ¡Esto si que es un problemón, problemón, problemón pero de los de hacer dimitir al mismísimo presidente de España!
  • Lástima que también se olvide de las 28 charlas ofrecidas por la musicóloga Marina Hervás y las 2 ofrecidas por el también musicólogo Lothar Siemens antes de los conciertos para explicar las obras, cosa que no se había hecho nunca antes.
  • Como también se olvida del Blog oficial del Festival que gestionó la propia Marina Hervás en el que se explicaron minuciosamente todas las obras programadas, con muchos ejemplos y enlaces a vídeos y grabaciones y que fue visitado por 12.000 personas.

12.- “Hay lugar para todo, pero usurpar un gran logro de las Islas es muy mala y fea cosa.”

  • Para mí, esta frase final lo resume todo: es un problema de ‘usurpación’. Simple y llanamente.

Desmontando a Guillermo García-Alcalde

Conclusión

Don Guillermo, usted no tiene la más mínima intención de profundizar en la cuestión y debatir las ideas. Usted está muy enfadado porque el Sr. Nino Díaz, en la ya famosa comida, no se dejó ‘aconsejar’ y encima le quitó el privilegio de las entradas gratis de por vida y el de ser el musicólogo de cabecera del FIMC. Y es que encima, el ‘usurpador’ se tomó la libertad de crear un equipo de gente joven sin seguir sus recomendaciones. Gente muy bien preparada, que se ha estado dejando la vida con pasión, como es el caso de la joven bloguera y musicóloga Marina Hervás que con 27 años ha realizado una labor maravillosa y que usted ni siquiera ha tenido la clase de mencionar porque, en realidad, es otra ‘usurpadora’. Una usurpadora que ha conseguido conectar con la gente en tan solo un mes como usted no ha conseguido en 30 años.

Usted tiene un problema personal y está montando un follón con todos sus poderosos amigos que sienten que, después de tantos años, viene savia nueva a coger el testigo que ustedes se niegan a soltar. Y es que encima no entienden nada porque, como es natural, las nuevas generaciones les parecen gente rara y ‘paleovanguardia’.

Deje que jóvenes bien preparados, con estudios musicales y en gestión cultural, con ideas y lenguaje del siglo XXI tomen el relevo. Aporte usted su conocimiento, que es mucho. Pero suelte la batuta. Usted y todos los demás de su generación. Ya está bien.

Reconozca que con solo presentar el programa ya lanzó insultos muy crueles a su consocio en Promuscan, el Sr Díaz. ¡Y menos mal que son consocios!

De entrada, a la primera de cambio, lo llamó adanista palurdo, indocumentado y un sin fín de cosas más que sí que son muy malas y feas cosas y que nada tienen que ver con logros o méritos. Usted ha venido de fuera y se le acogió con cariño y respeto en estas Islas (como a Pomares, por cierto), pero no puede estar insultando a los canarios porque le toquen su juguete, porque le quiten cuota de poder o porque ya no le tengan miedo.

Participen todos del debate de ideas, pero siendo conscientes de que el mundo ha cambiado muchísimo y no es razonable seguir con el modelo del siglo pasado.

Cuando en el 25 aniversario del FIMC ya se quiso acometer la modernización del FIMC, como quedó patente en los medios de comunicación, también orquestaron la misma campaña solo que, en aquel entonces, no estaba motivado y cohesionado el sector como ahora.

No. Ahora es bien distinto. Las organizaciones educativas y profesionales están encantadas porque por fín sienten el Festival de Música de Canarias como algo suyo, como algo querido, como algo que tiene que ver con su futuro, con su trabajo, con su día a día.

Y esto, creo yo, ya no tiene vuelta atrás por mucha campaña de medios que organicen ustedes. Por mucho que digan en las tertulias radiofónicas. Por mucho que muevan sus hilos en la alta política.

Los datos, las pruebas, el cariño y las redes sociales están con el equipo del Sr. Nino Díaz. Con usted estaba el miedo a la represalia. Pero ese, gracias a Dios, ya se está desvaneciendo, aunque quede algún ‘neverwet‘ de los que hablaba el Sr. José Brito. Pero cada vez menos. Muchos menos. Ya lo comprobará en breve, Sr. García-Alcalde.

 

Etiqueta: , , ,

Categoría: Canarias, Enrique Mateu, FIMC, Música

Comentarios (4)

Trackback URL | RSS de los comentarios

  1. GLORIA ALVAREZ dice:

    FAN-TÁSTICO!!! (y no es un error ortográfico)

  2. David Mosquera dice:

    Gracias por este valiente artículo. Me aclara muchas cosas sobre esta “mafia” de la música clásica y su “capo” más importante…aunque hay otros…y son de aqui…y están en la OFGC y viven del cuento…

  3. Rafael Sintes dice:

    huelo a envidia, a no reconocer ningún mérito del que es criticado, ya digo, es como un olor…

    • Enrique Mateu dice:

      Copio y pego del artículo: “Aporte usted su conocimiento, que es mucho”.

      Copio y pego del comentario: “no reconocer ningún mérito del que es criticado, ya digo, es como un olor…”.

      ¿Anosmia tal vez? 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Cookies info

ACEPTAR
Aviso de cookies